Hoy haremos un repaso de las causas y lesiones deportivas más frecuentes en la práctica del fútbol. ¿Has sufrido alguna de estas 6 lesiones?

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Causas de las lesiones

Futbol: Lesiones más frecuentes:

Causas de las lesiones en el fútbol

El juego sucio, lesiones anteriores y la edad del futbolista son los factores de riesgo de lesión en la práctica del fútbol[1].

Esto es lo que dice uno de los estudios más documentados sobre las lesiones en la práctica del fútbol. También son influyentes factores como la falta de entrenamiento o las condiciones del terreno de juego.

Sin embargo no se establece que otros factores como la debilidad muscular, el desequilibrio o la falta de flexibilidad sean factores importantes por lo que se refiere a las lesiones[2].

Lesiones más frecuentes

La práctica de cualquier deporte supone cierto riesgo  de lesión, si además es un deporte de contacto la probabilidad de la lesión aumenta.

Si damos un repaso a los últimos informes técnicos sobre las lesiones más frecuentes en la práctica del fútbol, nos daremos cuenta de que todas parecen coincidir, con algunos matices, en las mismas incidencias.

A partir de los informes consultados, todos ellos basados en la estadística,  con mínimas diferencias en el orden de frecuencia, las lista es la siguiente:

Ligamentos cruzados

Es esta una de las lesiones más frecuentes y no solo en el fútbol, pues está considerada una lesión común especialmente en los deportes de contacto pero también en otras prácticas deportivas como el esquí.

Los ligamentos cruzados, tanto el anterior como el posterior, forman parte de la articulación de la rodilla. Limitan el movimiento de extensión de la pierna, dirigen el recorrido de la articulación y le dan estabilidad. 

Según los expertos, las lesiones en el ligamento cruzado anterior son diez veces más frecuentes que las del ligamento posterior. En función del grado de gravedad, el deportista afectado por esta lesión puede necesitar cirugía.

Articulación del tobillo

Los esguinces y distensiones en la articulación del tobillo según distintos informes representan entre el 15% y el 20% de las lesiones deportivas, especialmente en deportes que requieren cambios rápidos y frecuentes en la dirección de la carrera, saltos y, especialmente, en el contacto con otros jugadores.

En torno al 85% de las lesiones de tobillo afectan a los ligamentos laterales. Las lesiones en la parte inferior de esta articulación son bastante raras. Los esguinces de tobillo se clasifican en tres grados.

El Grado 1 es un esguince que presenta una ligera hinchazón  con sin pérdida de la funcionalidad de la articulación o una pérdida mínima.

El Grado 2 presenta un dolor moderado al igual que la limitación funcional. A veces puede presentar derrames  y dificultades en la movilidad.

En el Grado 3 la ruptura de los ligamentos es completa, presenta un pronunciado edema con hematoma y dolor. Hay pérdida completa de la función del tobillo y pérdida total de movilidad.

Ligamento lateral interno

La lesión de ligamento lateral interno es otro tipo de lesión de rodilla que a veces se lesiona junto con el los ligamentos cruzados que ocupan el primer lugar de nuestra lista.

Esta lesión se asocia a los movimientos rápidos y bruscos que producen sentidos de giro extremos. Hay una rotura completa del ligamento lateral interno y una rotura parcial incompleta. 

Se trata de una ruptura parcial cuando solo una capa profunda del ligamento está involucrada en la lesión En este caso, existe una abducción anormal moderada de la tibia en la articulación de la rodilla.

La ruptura completa es una desviación externa significativa de la tibia, que compromete la estabilidad articular.

Los meniscos

Los meniscos son dos láminas cartilaginosas situadas entre el cartílago del hueso del fémur y el de la tibia.

Existen, pues dos meniscos, uno situado hacia afuera de la rodilla llamado menisco externo. El otro recibe el nombre de menisco interno. Su cometido es la de amortiguar el choque entre los cartílagos del hueso del fémur y el de la tibia. Su grosor oscila entre 1 mm. y 4 mm.

Según los expertos, el deporte con más incidencia de lesiones de meniscos es precisamente el fútbol. La causa es la torsión y la comprensión de la rodilla, algo frecuente en los juegos de contacto, especialmente en el fútbol.

Muchos estudios recientes observan el desgaste progresivo de los meniscos como una de las causas principales de esta lesión.

Isquiotibiales

Los isquiotibiales son los músculos que se encuentran en la parte posterior del muslo. Están formados por el músculo semitendinoso, el semimembranoso y el bíceps femoral.

Las lesiones más comunes son las distensiones, la rotura de fibras y la contractura muscular. La distensión tiene cierta frecuencia en futbolistas  que suelen sufrir de roturas en el bíceps femoral.

A diferencia de otras lesiones en fútbol, la rotura de los isquiotibiales suele producirse sin contacto, en algún momento de la carrera y al finalizar los tiempos de juego, cuando la fatiga se ve acentuada.

También se considera relevante a la hora de explicar las causas de esta lesión los calentamientos ineficientes o la falta del adecuado descanso entre periodos de esfuerzo.    

Zona inguinal

La lesión inguinal en fútbol se produce más frecuentemente como consecuencia de la elongación o la distensión de los músculos y tendones que estructuran la zona pélvica, en la que hay que incluir músculos del abdomen o del muslo.

Estas lesiones suelen focalizarse en la zona de unión de músculo y tendón. Esta lesión puede venir por un contacto brusco en algún lance del juego o bien al golpear el balón.

También pueden presentarse  lesiones por el uso excesivo y continuado de estas cadenas musculares en cuyo caso puede bastar el reposo para una recuperación satisfactoria.

Menos frecuentes son los casos de osteítis del pubis, debidos a una tensión en la sínfisis púbica que es la articulación cartilaginosa que une el hueso púbico izquierdo y el derecho.

Con E8Sport para fútbol, la recuperación de cualquiera de las lesiones mencionadas anteriormente será mayor. Está indicado por cualquier público, ya que no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios.


[1] Dvorak J, Junge A. Football Injuries and Physical Symptoms, A Review of the Literature; Am J Sports Med 2000: 28 No 5 (Supplement)

[2] https://redemc.net/campus/lesiones-en-el-futbol-guia-de-diagnostico-y-tratamiento/

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar